neoWave

NEOWAVE es un tratamiento indoloro y no invasivo indicado para reducir la celulitis en abdomen, brazos, muslos y glúteos.

Este equipo utiliza la terapia de ondas de choque radiales, cuya eficacia en el tratamiento de la celulitis ha sido demostrada por varios estudios, así como la durabilidad de sus efectos.

NEOWAVE incorpora un cabezal electromagnético con el que se genera la onda de choque radial. Así conseguimos aumentar la permeabilidad de la membrana celular, de forma temporal y controlada, lo que nos permite tratar eficazmente el tejido afectado, independientemente del grado de celulitis en el que se encuentre (I, II o III).

Es un equipo ligero, ergonómico y fácil de manejar, ya que cuenta con un software muy intuitivo que permite ajustar los distintos parámetros. Además, incorpora imágenes de las movilizaciones a realizar en función del área de tratamiento. Dispone de doce programas preestablecidos para tratar los distintos grados de celulitis según la zona a tratar y un modo libre para personalizar el tratamiento.

Ventajas de la técnica

  • Es muy efectiva en el tratamiento de los distintos grados de celulitis (I, II y III).
  • Ayuda a reducir la piel de naranja.
  • Mejora la elasticidad de la piel.
  • Ideal para remodelar la silueta.
  • Favorece el drenaje linfático.
  • Indolora y no invasiva.
  • Fácil manejo.

Terapia de ondas acústicas

¿Cuáles son sus objetivos?

Los objetivos fundamentales de la terapia de ondas de choque radiales son: favorecer la regeneración del colágeno, una proteína esencial para mantener la piel tersa y los músculos firmes; la neo formación de tejido conectivo, y el aumento de la permeabilidad celular. De este modo, se consigue reducir la celulitis y mejorar significativamente el aspecto de la piel afectada.

¿Cómo funciona?

Para recuperar los tejidos, la terapia de ondas de choque radiales utiliza los mecanismos de reparación empleados por el organismo. Con esta técnica conseguimos aumentar temporalmente la permeabilidad de la membrana celular, lo que permite mejorar el intercambio de sustancias entre las células, reduciendo así los signos visibles de la celulitis en cualquiera de sus grados.

Las ondas de choque radiales rompen los tabiques fibróticos de la celulitis, estimulan la cicatrización y el metabolismo basal del tejido y aumentan la vascularización de la zona.

¿Qué efectos produce en los tejidos?
  1. Favorece la regeneración del colágeno

    El colágeno es una proteína que se encuentra entre la epidermis y los músculos. Sin la ayuda de las fibras de colágeno la piel pierde resistencia y la firmeza de la estructura de las células disminuye.

    La terapia de ondas de choque radiales favorece la síntesis de esta proteína, imprescindible para reparar los tejidos.

  2. Neovascularización

    El flujo de nutrientes en la sangre es fundamental para reparar la estructura de los tejidos. Las ondas de choque radiales estimulan la formación de vasos sanguíneos, mejorando así el riego sanguíneo y la oxigenación.

  3. Aumenta la permeabilidad celular

    La terapia de ondas de choque radiales estimula las células, aumentando de forma temporal la permeabilidad de la membrana celular. Con ello se consigue mejorar el metabolismo de los tejidos y, en consecuencia, el transporte de productos catabólicos al hígado, para utilizarlos como energía.

Cuando la celulitis está en una fase avanzada (grado I, II o III), el sistema vascular linfático no puede devolver al sistema venoso la cantidad necesaria de proteínas y productos catabólicos, lo que da lugar a una concentración muy elevada de proteínas, alterando de esta forma las propiedades del tejido afectado y provocando fibrosis.

La siguiente tabla indica las sesiones recomendadas para tratar los distintos grados de celulitis y la frecuencia entre tratamientos:

Tipo Definición Nº sesiones / semana Total sesiones
Celulitis Grado I Aspecto homogéneo de la piel tanto estando de pie como tumbada, acolchado al pellizcar. 2 - 3 8 - 10
Celulitis Grado II Aspecto de piel acolchada estando de pie. 2 - 3 9 - 12
Celulitis Grado IIII Aspecto de piel acolchada tanto estando de pie como tumbada. 2 - 3 10 - 14